Misión Cristiana Roca Eterna
Jesucristo Rey de reyes Señor de Señores
   Inicio      Nosotros

MISIÓN CRISTIANA ROCA ETERNA PERÚ

ES UNA IGLESIA HIJA

DEL MINISTERIO INTERNACIONAL EL REY JESÚS DE MIAMI,

CON EL APÓSTOL GUILLERMO Y ANA MALDONADO

BAJO LA DIRECCIÓN DEL

APÓSTOL CESAR Y ELVIRA ATOCHE.


Es una Asociación sin fines de lucro, destinada a guiar a los hombres hacia Jesucristo y brindarles la oportunidad para que crezcan en su fe.

Ayudar a los hombres para que adoren, alaben y glorifiquen a Dios en todas las áreas de sus vidas, capacitar y preparar discípulos para llevar a cabo la obra misionera, plantar iglesias extendiendo la obra, implementar programas de apoyo social para atender y resolver la problemática socio económica y humana, 

tales como alcoholismo, fármaco dependencia, problemas familiares, terapia de ayuda en general dirigiendo esta ayuda tanto en el aspecto de formación bíblica como en el humano, con la respectiva orientación profesional, dirigida a los niños, jóvenes, adolescentes y ancianos que así lo requieran. 

Apoyar, difundir y compartir a Jesús como salvador y sanador en hospitales, hogares para niños, centros de retiro, prisiones, cárceles, etc.


Desde sus inicios este Ministerio fue creado por Dios para alcanzar a todas las naciones del mundo. Mediante todos los medios de comunicación: Internet, Radio y TV, viajes misioneros, capacitando y enviando hombres y mujeres de Dios con corazón de padres.

Nuestra Misión

Predicar las buenas nuevas del evangelio del reino de Dios 

a toda persona; para luego afirmar, consolidar, alimentar, 

sanar, equipar y restaurar a cada individuo que ha conocido a Jesús, 

para que sirva en la obra del ministerio y en el reino de Dios.




Nuestra Visión


Evangelizar: 
Llevar las buenas nuevas del reino de Dios a los pobres de espíritu, 

los quebrantados de corazón, los cautivos, los ciegos, los oprimidos, 

los enfermos, los deprimidos y a toda persona sobre la faz de la tierra 

por todos los medios disponibles.

 

 

Afirmar:

Llevar a cada creyente a ser un discípulo y un fuerte líder en el reino de Dios, fundamentándolo en los valores del Reino y la doctrina apostólica; renovando así su mentalidad para que su ser total sea transformado en espíritu, alma y cuerpo.

 

 

Discipular:
Adiestrar, equipar y ayudar a cada discípulo a descubrir y cumplir el propósito, 

el llamado y la voluntad de Dios para su vida; 

llevándolo a conocer su identidad como hijo, con derechos, privilegios, herencia y responsabilidades en el reino de Dios.



Enviar:
Comisionar a cada líder y discípulo para que haga la voluntad de Dios 

y llegue a su destino, llevando el Reino dondequiera que vaya. 

Enviar líderes con armas poderosas para extender el reino de Dios por la fuerza, 

echando fuera demonios, sanando a los enfermos, haciendo señales, 

milagros, maravillas y prodigios; resucitando muertos, predicando, enseñando y profetizando los misterios del Reino, para causar una reforma 

y un impacto en la sociedad. Con el propósito final de transferir un legado de bendición, prosperidad y justicia a las próximas generaciones.



Los valores de nuestra Casa:

 

Amamos a Dios con todo nuestro corazón, alma, mente, y con todas nuestras fuerzas. 

El es la prioridad de nuestro amor, obediencia y adoración, 

sobre todas las cosas; si nos quitan a Dios, nos quitan la vida misma. (Lucas 10:27)

 

La Familia: 
Esta es un fundamento principal en el reino de Dios. 

Y el matrimonio entre un hombre y una mujer es la voluntad de Dios 

y mantiene una sociedad libre de inmoralidad. Si se pierde la familia, 

se pierde el fundamento de la sociedad; por eso la cuidamos, 

y protegemos el matrimonio hasta que la muerte lo separe (Génesis 1:27)

 

La palabra de Dios:

Cada declaración, cada palabra y cada mandamiento escrito en la Biblia, es ley para nosotros y nos comprometemos a ponerla por obra. (Proverbios 3:3; 2 Timoteo 3:16)

 

Pasión por el progreso:
El deseo de Dios es que prosperemos en todas la cosas. Por eso es un valor, 

para nosotros, impulsar un crecimiento constante; madurando, progresando, 

yendo a otros niveles de fe, visión, gloria y bendición y educación. 

Jesús murió y pagó un alto precio para redimirnos de la pobreza y de la ignorancia. 

(3 Juan 1:1, 2)

 

La transferencia generacional:
Dios es tri-generacional: el Dios de Abraham, de Isaac y de Jacob. 

Los padres tenemos la habilidad y la gracia de impartir a nuestros hijos espirituales y naturales, todo aquello que hemos alcanzado: 

herencia material, emocional y espiritual. tenemos el deber de dejar una 

herencia en todas las áreas. (Génesis 50:24 y Marcos 12:26)

 

El Propósito:

Todo ser humano fue creado por Dios con un propósito; y cuando lo descubre, si lo desarrolla, deja un legado en la tierra. Entonces, puede decirse que 

una persona tiene o tuvo éxito. (Eclesiastés 3:11)

 

El Carácter de Cristo:
La meta de todo hombre y mujer en esta tierra, 

es cada día formar más el carácter de Jesús en su vida. 

Es decir, ser lleno de bondad, integridad, humildad, 

temor de Dios, santidad y madurez, tal como El lo fue. Jesús es nuestro modelo, 

al cual tenemos que imitar, honrar, glorificar, 

adorar y seguir hasta que regrese. (Romanos 8:29)

©Derechos Reservados, Misión Cristiana Roca Eterna 2014

Contacto: info@rocaeternaperu.org